SISTEMA DE ENCENDIDO

El encendido en los motores Otto se hace mediante las bujías, en las que se produce una chispa cuando aparece una alta tensión entre los terminales.

Para provocar la ignición es necesario que la bujía este en contacto con la mezcla. Los contaminantes de la mezcla como el polvo y aceite junto con la propia ignición que origina la bujía hacen que los terminales de la misma estén sujetos a condiciones muy rigurosas, se recubran de carbonilla y se deterioren, lo que conduce al fallo de la bujías. La vida media actual de las bujías es de 1000 a 2000 horas; son el punto más débil del motor y condicionan en gran medida la disponibilidad de estas máquinas.

Hay investigación continua en el proceso de alargamiento de vida y aumento de fiabilidad de las bujías. En paralelo se mejoran los sistemas de lubricación y retención de aceites y filtrado de polvo para minimizar los contaminantes presentes.

En esta línea, algunos fabricantes están investigando novedosos sistemas de ignición sin bujías, que consisten en la producción de un punto caliente, que al menos en teoría aumentarán de forma sensible la disponibilidad y disminuirán el coste de mantenimiento de los motores Otto.

¿CONOCES TURBINAS DE GAS LM-2500?

Visitanos

Go to top